EL ESTUDIO

La historia de la pintura sobre seda tiene más de 2000 años. Las obras artísticas más antiguas, que no fueron pensadas como objetos decorativos, tienen su origen en China. Fueron pintadas con tinta china y pigmentos de tierra. No se pintaba como expresión artística, sino para la meditación. La seda, antiguamente tan cara como el oro, fue usada mucho tiempo más tarde en Europa como fondo para pintar.

Pintar sobre seda significa dominar el fluir de la pintura sobre la tela. Es un proceso dinámico y requiere mucha concentración. La combinación de creatividad, técnica, pintura y seda da siempre ideas nuevas.

Mis obras destacan por el juego con los colores y por la estructura e intensidad peculiar de la pintura sobre seda. La difusión de los colores, los recubrimientos y los efectos a manera de vetas que se obtienen por diferentes técnicas, dan a mis cuadros un carácter muy especial. Varias de mis obras demuestran una óptica tridimensional por la aplicación de costuras en zonas determinadas, lo que resalta las características textiles de mis obras.

Cada uno de mis cuadros y cada uno de los complementos de seda es un ejemplar único.

También y con mucho gusto, realizo trabajos por encargo, a la medida de sus deseos y necesidades y adaptados a su vivienda, oficina, consulta, ropa, etc.

Kerstin-Daniela Morgenstern
Descubre mi mundo de la pintura sobre seda, comparte mi pasión por interpretar el arte de una manera muy personal y ten una impresión de mi estudio en Cala Ratjada (Mallorca)